Si no creyera en la locura
de la garganta del cenzontle....

Si no creyera/ Meche/ en tu luz/ y en las gargantas/ que habitan/ en las manos/ y en las palabras/ que las desatan/ no seguiría escuchado/la llamada de los tiempos/ y se borraría tu voz/s de la esperanza/ por eso hoy/ te despido/ contenta/ sabiendo que pronto/ cabalgaremos livianas/ las riveras más profundas/ por ahora/ hasta pronto/ Gracias! por compartir con nosotras/ tanta Vida/


Gracias a la Vida, Gracias a Mercedes!

Loading...

jueves, 8 de octubre de 2009

¡Nunca! ¡Nunca jamás! podrán matar nuestros sueños de amor y libertad

A raíz del golpe militar en el siglo XXI, en nuestro terruño militarmente ocupado por los Estados Unidos de América; hemos observado la fuerza local y mundial del movimiento artístico e intelectual articulada a la resistencia contra este golpe que asalta a la vida y la cultura: la naturaleza de este movimiento es mas colectiva, unitaria y profundamente arraigado a la lucha por el derrumbe de los muros del silencio y la opresión de los pueblos.

Las diferentes formas de expresión estética han enriquecido la visión, la construcción de los sueños de esperanza al innovar creativamente la comunicación del mensaje apropiado, oportuno, valiente con toda la fuerza moral y espiritual de nuestro pueblo avasallado por la enajenación cultural, la clase dominante, los jerarcas clasistas de la teología de los opresores y el terror militarista y policial.

El talento artístico e intelectual se han ido forjando en la medida de ser compañero o compañera de la conciencia social del pueblo; el artista y el intelectual son pueblo y el pueblo movilizado es el arte, la teoría y la práctica de la transformación liberadora de la humanidad planetaria.

Cada ayuno, marcha de la resistencia contra el golpe militar, con sus gotas de sudor, la sangre derrada, el coraje de sus lagrimas, sus gritos de libertad, el humor, la ironía y picardía de sus consignas son también la manifestación estética de la rebeldía acumulada en siglos de sufrimiento ocasionado por el trauma histórico terrorista contra la vida, la dignidad de nuestro pueblo y de todos los pueblos de América Latina.

El golpe militar producto de la unidad de la clase dominante aliada con el capital financiero internacional del complejo militar industrial ha producido la unidad de todo un pueblo que ha tomado el verdadero camino de la organización política social para buscar la propia identidad , defender la historia y tomar las propias decisiones a través del proceso movilizador y transformador de la conciencia social plasmada en la futura Asamblea Constituyente donde estén representadas las verdaderas bases populares, que transformen la Carta Magna de la Nación donde el pueblo sea el conductor y el verdadero dirigente.

Cada fotografía, caricatura, pintura, grafiti, verso, ensayo, pensamiento, canto, música, danza , teatro capta en forma viva la expresión del dolor, frente a los tanques , las bayonetas y los gases tóxicos que enferman y asesinan a maestros y maestras, a los indígenas, garífunas, obreros , campesinos , feministas, estudiantes, transexuales, lesbianas, periodistas y abogados de la resitencia y defensores de los derechos humanos.

Los autores intelectuales y materiales del golpe militar nos recuerdan el Santo Oficio de la Inquisición, las hordas hitlerianas, el fascismo de Franco y Mussolini . Ellos son los racistas que desde el Congreso Nacional y desde los miembros del Gobierno de Facto han manifestado su odio racista contra los indígenas lencas, garífunas y misquitos. Su arrogancia racista más clara fue el mensaje contra el Presidente Obama. Sus antecedentes antisemitas, sus prejuicios sexuales y homofóbicos son harto conocidos.

En la resistencia contra el golpe militar no existen los prejuicios religiosos ni étnicos. Su esencia es la no violencia por lo tanto no puede ser calificada de anticatólica, anti árabe o antisemita , antiestadounidense o antieuropea.

El alma de la resistencia es el despertar de la esperanza que ha ido descubriendo que el golpe militar es un golpe que tortura a todo un pueblo y que es el heraldo de nuevos golpes en América Latina. La resistencia es la fuerza poetica en nuestro continente; rechaza la guerra civil que promueven los golpistas representantes del negocio de las armas de las clases opresoras y multinacionales dueños de la acumulación histórica del capital.

Aplaudimos la solidaridad nacional e internacionale de todos los grupos étnicos, culturas, religiones y organizaciones obreras, campesinas, estudiantiles feministas ambientalistas, prensa internacional y derechos humanos con el obsjtivo de derrotar al fascismo del siglo XXI encarnado en cuerpo y espirito del golpe militar contra un pueblo desarmado, inmolado y torturado.
Hacemos un llamado a la conciencia mundial para que tome en consideración la decisión de la Resistencia de participar en el diálogo mas sangriento de la historia de Honduras, que ha nombrado sus delegados y que tiene la profunda convicción de defender sus principios yde luchar por la restitución del legitimo Presidente de Honduras Manuel Zelaya Rosales, quien con su familia y acompañantes en la Embajada de Brasil han sido torturados expuestos a gases tóxicos y sometidos al terrorismo policial y militar. Que luchara por la libertad de Agustina Flores y todos los presos políticos y que exige justicia para que no queden impunes los crímenes de lesa humanidad y asesinato y la tortura de de los dirigentes

En el alma de la resistencia , sus bases y dirigentes está siempre presente la Asamblea Nacional Constituyente, la libertad de expresión de los medios solidarios y de aquellos que han sido objeto de persecusion,cierre y censura Radio Globo, Cholusat Sur, Canal 11, Radio Progreso, El Libertador y Diario Tiempo.

Los golpistas y sus aliados 1 todas y todos unidos condenemos el negocio de la guerra, la tortura y marchemos junto por un nuevo amanecer de paz justicia y respeto a los derechos humanos y planetarios de los pueblos.

Son siglos de trauma tortura y terrorismo; siglos de explotación y saqueo de la Madre Tierra, siglos de racismo, esclavitud y sumisión. Siglos de acumulación de riqueza a expensan de la anemia, pobreza e injusticia climática. Son siglos de traición y corrupción de la oligarquía, la burguesia parasitaria del Estado y sus guardianes que se entrenan en la metrópolis para sojuzgar y asesinar a su pueblo. Son siglos de alianza armada, ideológica y religiosa para oprimir y hacer invisible la fuerza y silenciar la voz de los pueblos. Son siglos de atrofiar el cerebro de los niños y las niñas mediante el hambre, la violencia y la educaciion alineante.

A pesar de tanta infamia y terrorismo histórico!
¡Nunca! ¡Nunca jamás! podrán matar nuestros sueños de amor y libertad

Juan Almendares

La bota militar con sus hilos y las manos de los titiriteros

Tempranito como a las siete de la mañana, hay dos funcionarios de la Organización de Estados Americanos, OEA en la calle principal de acceso a la embajada de Brasil, Están tras el retén de militares! Hasta ahí llegaron parece ser.

Steven Grivar, dispensas, si no se escribe así, está allí, es alto, fornido, ojos claros, rigurosamente vestido de oscuro, sonríe, ¡ese es un buen síntoma, además saluda! Al lado otro gringuito canche, pelo rojizo.

Hay dos fotógrafos, creemos brasileños… La lente _dice_ tiene una manchita, ¡Tan profesionales! Nos acercamos y conversamos en voz suave… con el enviado de la OEA: ¿Cree que este dialogo con tan malos interlocutores funcione? Los diálogos son buenos, afirma.

En la historia de la humanidad ha habido tantas guerras, revoluciones… y el dialogo ha sacado de graves conflictos a la humanidad. No puedo brindar declaraciones, asegura. ¡Hay que tener fe! Dice. Entra un periodista de emisora golpista , bueno, entrar es eufemismo; se aproxima… y pregunta… ¿a qué hora se inaugura el dialogo? ¡Cuanto protocolo! A las diez con treinta, dice.

Ya han entrado a la embajada de Brasil; Víctor Meza, Maira Mejía… funcionarios de Zelaya, uno en Gobernación y Justicia; otra en Trabajo. Llega Juan Barahona, del Frente de Resistencia. Hay una gran fila de empleados de Western Union, cuyas oficinas están en esa vía, soportan la revisión. El registro.

Consultamos a Juan sobre la posición del Frente. Voy a una reunión previa, dice, Luego les informo. ¿Qué piensa de la posición de Carlos Reyes, candidato Independiente de no participar en el dialogo? La respetamos dice, mientras sigue al final de la cola. Un policía se aproxima y le dice.. ¡No hay paso! ¡Claro que sí, le decimos! Y va directo al militar en mando y atraviesa el retén.

La comida de los huéspedes de la embajada de Brasil ya está dispuesta en sus cajas, Panes con frijoles y uno que otro sencillo pastelito dulce. Salen dos carros a velocidad, motoristas como locos que sin cortesía alguna… se disparan veloces los pocos metros a la avenida y se traviesan abusivamente a otros carros que por allí transitan.

Los dos miembros de la OEA se retiran, se suben en el moderno carro placas internacionales, y ciao ciao…. A Otro lado, porque al parecer no les permitieron la entrada. Quizá si quizá no.
Hay una chica allí cerca de Derechos en Acción; a los doce compatriotas , miembros de COPINH quienes ayer pidieron asilo al gobierno de Guatemala, no les permitieron ingresar colchonetas, durmieron en el piso llano. Al menos no padecerán dolores de espalda.

EL comunicado es claro, un artículo del Derecho Internacional facilita el asilo en circunstancia como las que se viven en Honduras… ¡Vaya embajador! Desconoce las normas de cortesía con sus huéspedes políticos y las ordenes emanadas de su gobierno. Aseguran voces suaves que el actual embajador está vinculado consanguíneamente con Militares Guatemaltecos, sin embargo, el régimen de asilo es claro y los buenos vientos que soplan desde la vecina Guate.. son favorables.

De esto conversamos con Rosario de Derechos en Acción; cuando dos jóvenes, una muchacha, un muchacho, entran a la franquicia gringa que esta cerca de allí , donde también estamos con Rosario, y en el canal está el periodista Renato Álvarez… ¡Vergüenza del periodismo hondureño! En una mesa redonda hablando dislates. Los jóvenes están indignados, visten de oscuro… trabamos conversación… Vamos al entierro del hermano de El, dice Ella ¿Quién es su hermano? preguntamos , Henryy Douglas Cheram,,,, AH AHA H AH ¡Que pena! Cómo pasó…. Un infarto dicen…. Pasó en la colonia Kennedy… ¡Viera cuanta cosa dijo ese periodista Wong Arevalo!! No haga caso,,, decimos.

Y cuenta… Cuenta la historia de Resistencia de su hermano… El llevaba los muñecos casi siempre… Gorileti y Flores Facusse- El cargo los ataúdes de Isis Obed de Roger Vallejo… Silencio. Profundo silencio- ¡Deja tres hermosos hijos! Dice Ella , mientras nos abrazamos. Lagrimas, fortaleza, animo. ¡Hay que seguir!

Avanza el día…. Avanzamos… La ancha acera del guanacaste por donde pasamos, se viste de verde, caen las hojas de los ficus… ¡Se visten de esperanza las anchas alamedas! ¡Parece otoño, dice Rosario! Si.. y estamos en octubre. Continúa escribiéndose la historia del mundo con sus absurdos.

Resiste el pueblo Hondureño. Frente a la embajada Americana, frente a la corte Suprema, con velas desde la terminal del emporio Tigo, desde COOFADEH, desde las calles. Desde las cárceles, desde las sedes sindicales, desde los hospitales, en los barrios, en las colonias, en las aldeas, desde el silencio hasta la bullaranga. En el ayuno y la poesía, en la huelga de hambre. ¡nada es paja! Todo es historia del tiempo! suma el humanismo de la resistencia.

Entre los espejos del hotel Clarion se deja ver la sonrisa de la hipocresía y las recias caras de la resistencia. En una Embajada latinoamericana… el presidente Zelaya, su esposa y quienes allí conviven desde el 21 de septiembre, también resisten.

La bota militar con sus hilos y las manos de los titiriteros….. se posa sobre el pueblo hondureño como un gran monstruo oscuro y con todo y esto ¡El pueblo hondureño vencerá! ¡Venceremos!

Iris Mencia B.
Hondureña.

martes, 6 de octubre de 2009

Unas manos no son más que unas manos, pienso.


A mi hermano Leo

Las que tengo enfrente: heridas, astilladas, vueltas pedazos. Unas manos con dedos imperfectos, quebrados por otras manos llenas de odio. Unas manos que sostuve entre las mías de hermana grande, desde la cuna para que fueran creciendo, poco a poco, para que moldearan su propia vida. Unas manos que defendí para que pudieran crecer sanas, sin moretes, ni golpes, para poder acariciar y abrazar la vida, para estudiar, tomar notas y escribir. Unas manos para dibujar y sanar. Unas manos para reír.

Ese mismo par de manos se defendieron sorprendidas, mientras caminaban alegres a la par del cuerpo que las acompaña hacia la casa de un amigo. Solo pudieron formar un muro frente a los golpes y las patadas de veinte policías. Dos manos, contra cuarenta extremidades de furia. Esas manos solo pudieron quebrarse por la violencia sin sentido, por la violencia que se cree en el derecho de la razón. Unas manos que ahora son yeso y están inmóviles, que nunca quedarán igual, que tendrán que recorrer un camino largo de ida y vuelta para curarse. Unas manos que son la cara angustiada de mi madre y su pregunta ¿cómo te voy a dejar así? Unas manos que son mi rabia y mi impotencia. Un dolor que explota en cada parte de mi cuerpo y que se abre paso en mis entrañas. Sale, se retuerce, parpadea.

Pienso porque me duele tanto, y me imagino que haría yo sin mis manos. Sin los dedos que teclean estas notas, sin mi herramienta de vida, sin mi voz. Sin todas esas manos que me sostienen: Las manos de mi compañero y mi hija sobre mis manos consolándome, las de Manitos Negras sobre mi espalda blanca, doliente, haciéndome llorar, las de la Margarita que desde la computadora traducía a las otras mis mensajes de auxilio y apoyo mientras sufría su propio dolor, su propia pérdida. Las manos de la hermana con nombre de abeja que cada día se aseguraba de que estuviera bien. Las manos que sostienen la manta de la solidaridad infinita de El Salvador, de Costa Rica, México, Cuba y Guatemala. Las de mis hermanas escritoras y la red de araña paciente que han tejido mis hermanas y hermanos hondureños desde esta resistencia. Las manos de mis ancestros, ancianas, brujas y guías espirituales. Las manos de Obatalá y Oshún.

Esas manos quebradas son las manos de la resistencia. Apaleada, quebrada, pero firme. Unas manos dignas que gritan un mensaje al mundo que no escucha por ahora. Que cuidan y acogen, que acunan, se acurrucan, cocinan, se levantan y abrazan. Unas manos que con paciencia, tiempo y ternura volverán a curarse y a crear. Que no volverán a ser las mismas. Que crecerán de otra forma, que sanarán más o menos, que se extenderán al mundo. Que en sí mismas forman una voz. Que son miles de manos y una sola.

Unas manos son todas las manos

Jessica Isla/escritora hondureña feminista en Resistencia/
Octubre de 2009

Gracias a la vida/ para hacerte eco Meche/

Desde el lunes aquel/ de aquella noche/ de piedras/ que me recordaron a las mujeres lapidadas/ en la biblia y en las culturas misóginas/ —21 de septiembre/ 1:28 a.m y con toque de queda—/ Ventana que una vez estuvo sobre mi cabeza al dormir/ quedó herida de piedra/ lanzada con rabia/ de odio/ por aquel acto tan limpio/ —Fran vos nos viste—/ tan claro/ aquel acto de ofrenda/ en que una hija se da simplemente/ en silencio a su tierra/ y tres hijos que también sufren por la Matria/ uno de ellos lleva papeles/ que le otorgan la nacionalidad de otro país/ —irónicamente del norte cabrón—/ él obviamente es de los buenos/ el único que pudo mantenerse en ayuno/ desde el 15/ 20 días en líquidos/ y se ha lanzado hoy con otros dos/ desde la embajada del brasil/ al agua/

En fin ahí quedo mi ventana/ en el repudio de un hondureño/ (realmente espero que no sea mujer/ si lo fuera sería una increíble pitcher de baisból)/ que pensó que el ayuno de una mujer/ que hasta para respirar necesita ayuda/ era una cosa tan ofensiva que ameritara/ lapidaria muerte/ —Ya ves por qué/ te digo que los ayunos mueven cosas—/

Te decía que desde entonces/ habían huido las palabras/ de mis manos/ y han sido las tuyas las que me han enseñado/ el camino de regreso a las mías/ Y han sido tus ojos y tu voz/ los que alumbran de pronto estos días dolorosos/ cuando respirar es casi imposible/ Y han sido también las palabras de Alma Karla/ y de Nela/ y María que escriben desde lejos/

Han sido los ojos de Marlenne/ casi tan profundos como mi Hondura/ asustados aquella noche cuando el ventanal que permitió/ el encanto de ver por años/ el amanecer sobre el Cerro/ —sí aquel donde hay un monumento a la Paz—/ Sus ojos más bien aterrados por el posible daño al aparato del oxígeno/ el tanque ahí justo/ —si hubiera sido una bala/ habríamos volado por los aires—/ han sido sus cuidados estos días/ los que me ayudan a re/establecer el sentido de la vida/

Han sido los oídos de Melissa tomándome la denuncia/ su entrevista colgada el mismo martes en la Internet/ para que lo supiera el mundo/ sus palabras/ cuando le llame anteayer/ diciéndole “ya no aguanto”/ ella calmándome/ no/ Amanda no te desesperés que entonces nosotras…/ ya vas a ver como SÍ logramos todas/todos resistir/ que es lo que estamos haciendo/ Así estamos todas/todos/ a ratos nos parece que ya no tenemos fuerza/ entonces nos llamamos/ y nos damos ánimo/ y nos consolamos/ y logramos seguir resistiendo/

Han sido las llamadas constantes de María/ desde su nevada Montaña Rocosa en Colorado/ preguntando constantemente/ cómo estamos/ qué está pasando/ llorando con nosotras/ al ver las imágenes de las torturas/ Han sido su constante insistencia/ diciéndonos/ que todo saldrá bien/ porque Dios y el Pueblo están con nosotros/as/ Su sororidad/ proveniente de su niñez con Franco/ sus años en el exilio/ igual que los míos/

Ha sido Jessica/ con su rabia e indignación/ el dolor de sus hermanos/ ambos rotos/ el menor con ambas manos rotas varias veces/ y la impotencia de ver cómo entra la policía y se lo/as lleva del hospital/ para seguirlo/as torturando o desaparecerlo/as/

Ha sido la delgadez de Mirta/ llorando la muerte de su hijo hermoso/ quien sufrió profundamente/ el desbalance de esta nuestra humanidad/ que hoy esta a punto de perderse/ Ha sido ella/ y su capacidad de apartar su dolor individual/ para sumarse al colectivo/ quien me enseña la Esperanza/

Y la mujer Lenca abofeteada/ a pesar de tener las esposas puestas/ acusada de sedición/ Y nuestro enano/ a sus 14 descubriendo una conciencia colectiva/ que le obliga a marchar/ muy a pesar de los golpes recibidos/ de la sangre de un joven caído a su lado/ Y la indignación de todos/todas/

Y la iniciativa de Iris/ que hizo tanto eco/ como para provocar los odios/ y sus carreras asegurándose que todo estaba bien/ y su humanidad que nos recuerda/ nuestra humanidad/ y nos vemos en su espejo/ y logramos cambiar por dentro/

Y Felipe con su infinita paciencia/ e inclaudicable amor/ —él sí sabe que la base del amor/ es aceptarnos/ tal y como somos—/ Su paciencia es para todas/os/ un ejemplo/

Y Andrés/ —el loco del que te hablé al principio—/ quien como yo/ ha desafiado la muerte varias veces/ demostrando que la vida prevalece/ él que también sabe de la paciencia/ la Esperanza/ y la conciencia que se tiene en otras partes/ esa que ha hecho de nuestra Hondura/ el ojo del Huracán/

Y el Vaquero con sus palabras/ y sus denuncias/ mostrándonos de qué están realmente hechos los demonios/ de qué son capaces/ Sí/ el vaquero tiene algo diferente/ hasta ha prometido entregar su vida a la resistencia/ tal cual la entregan los jóvenes en nuestros barrios y colonias/ mientras la policía los persigue/ los acorrala/ los tortura/ los mata con sus armas/ tan sólo por haber querido consultarle a El Soberano/ al Pueblo/ si queremos cambiar/

Y Manitas Negras/ quien nunca se raja/ y sale y marcha/ y graba y lo da a conocer ante el mundo/ para que cuando todo termine haya una memoria/ o quizás para que el mundo que es testigo/ se manifieste como lo hace/ en completa solidaridad/ y si no sobrevivimos/ ya han escuchado nuestra Historia/ y eso ya es bastante/

Y ha sido Wendy Ávila/ muerta de broncoespasmo/ causado por los gases/ su joven cuerpo soltándose de una vez/ como he querido soltarme yo/ soltarme tantas veces/ cuando cuesta tanto respirar/ y no logro sosegarme el pecho/ y me mata este aire acumulado/ y rancio que me hace doler tanto las espaldas/ Y me aterra el verme/ al verla/ desesperada/ mirando en su cabeza escenas horrorosas/ al no poder controlar la respiración/ repasando a la carrera todas las técnicas yogas/ sin éxito/ tosiendo/ jadeando/ agonizando/ llorándose/ porque se siente muerta ya/ Y me pregunto/ —aunque se bien la respuesta—/ si ella con su joven cuerpo no pudo sobrevivir/ ¿cómo voy a quedar yo/ que estoy enferma desde el 91?/ Y lloro y ya no sé/ por cual de las dos estoy llorando/ porque a pesar de la miles de mujeres que se asesinan en mi país/ nunca otra muerte me calzó tan bien/ tan bien/ que despierta en la memoria/ el dolor el día en que adopté mi karma/ y me pregunto/ a quién le habré quitado tanto el aire/ con los gritos de mis palabras/ A mí me las quitaron dos piedras lanzada en la noche/ y una muerte a destiempo/ de una de mis hermanas que nunca conocí/ y de quién nunca recibiré ese regalo que me traía/ envuelto con su sonrisa/ Gracias a VOS/Z/ Francesca/ GRACIAS A WENDY/ gracias a todas!!! amanda castro/ 6 de octubre 2009/

Muy querida Amanda:

Escuché tu entrevista y entre llanto y orgullo te escribo. Creo que en mi rostro se va a quedar una sonrisa cuando todo pase, cuando entendamos todas que mujeres como tú nos enseñan lo que es la lucha, el honor, la congruencia. Hay que se una valiente de acero para lanzarse a un ayuno, escribir los mails que mandas y hacerle frente a la enfermedad.

Todo eso ya lo sabes, lo que debe quedarte claro es toda la admiración que siento, así como el apoyo y cariño que te mando desde acá. Pienso que pueden haber guerreras de porcelana, barro, mercurio, niebla y hasta de cobre, pero muy pocas de palabras y actos de hierro, de un extraño material que nada deshace. Así eres, Amanda.

Tal vez sobre decirte que acá estamos, muy al pendiente, muy atentas a lo que pueda pasar en tu Matria.

Te envío un abrazo, un aplauso y estas frases.

Alma Karla Sandoval/ escritora mexicana feminista en Resistencia contra el golpe de estado en Honduras/

Quiero hablar de ti Amanda

Quiero hablar de ti Amanda, y quiero que sepas que hablo de ti.

Quiero decir que cuando te encontré finalmente en la plaza de Morazán, sentada en una manta porque para el Ayuno por Honduras que organizaste hasta la carpa les habían quitado, y te vi conectada a tu aparato para respirar, y se levantó tu voz fuerte, pausada, para leer un poema, para calmar al desesperado abogado que ya descreía de la resistencia pacífica, para saludarme como amiga, para decirnos qué está sucediendo en Honduras (no todo lo malo de los golpistas, sino también lo bueno de un pueblo que ha recuperado su orgullo de ser pueblo, de pensar en colectivo, de admirarse en la fuerza de la vecina y del de al lado), entonces sentí un gran orgullo.

Orgullo de ser escritora, porque si tú existes entonces no somos todas unas engreídas con afán de reconocimiento.

Orgullo de conocer tu poesía, porque la excelencia no está reñida con el compromiso.
Orgullo de ser tu amiga, porque así, carajo, participo de algo que se crea en colectividad y es un mundo de palabras nuevas.

Orgullo de tener amigas como tú, tú tan fuerte, tan clara, tú capaz desde tu enfisema de resistir a unos policías y militares que se atreven a lanzar a tus ventanas objetos porque le temen a la poesía, le temen a la belleza, le temen al diálogo, le temen al reconocimiento de las y los demás.

El sábado pasado nos dijimos que la Resistencia pacífica y organizada del pueblo hondureño iba a ser larga y que las feministas tenían un gran papel que jugar en el cambio de la mentalidad de la gente para con la vida y el derecho a la vida de las mujeres y los hombres en un país donde el miedo a la delincuencia había encerrado a las personas en sus casas.

¿Quién podía imaginar que a los dos días, el lunes, el panorama iba a transformarse con el regreso de Mel Zelaya, la concentración de 50 000 personas ante la embajada de Brasil donde se refugió y la brutal represión del ejército? Ni tú ni yo, así que hablamos de la Resistencia, de las construcciones positivas que la resistencia ha propiciado.

Quién podía imaginar que al regresar a México el día después me enteraría del asesinato de una compañera feminista, tan joven como tú y yo ya no somos, tan en búsqueda como tú y yo seguimos estando, por parte de un hombre que decía que "la amaba", es decir que exigía poseerla o destruirla así como los dictadores, los golpistas, los robadores de votos, los terroristas mediáticos hacen con la voluntad popular. Yo sé que tu voz es un poema también contra el asesinato de Alí, morena, de pelo rizado e ideas en construcción dialogada con otras mujeres.

Sin embargo, dentro de mí sabía que de darse circunstancias como las que se han dado tú actuarías como has actuado, con el orgullo, la dignidad, la fuerza que no claudica de tu voz portentosa y esforzada, la voz de la poesía que enfrenta los obstáculos.

Por eso quiero decirte que me llena de orgullo ser tu amiga y ser amiga de las feministas en resistencia de Honduras, de Daysi, Miriam y Sara encerradas desde ayer anoche en el Centro de Estudios de la Mujer Hondureña (CEM-H) con otras 35 mujeres y dos niñas rodeadas de policía y sin agua ni luz, con Mirta que sobrelleva el dolor de la muerte de su hijo y resiste, de Melissa mía, mi adorada, que con todo y su miedo vence la mañana e informa, se mueve, reporta, dice, de Jessica y su bella hija que dicen no a la represión con sus palabras, de Lídice, de la fuerte e inteligente Zoila y las obreras de la maquila y artistas independientes de la Colectivas de Mujeres Hondureñas (CODEMUH) de San Pedro Sula.
Gracias, amiga, poeta, feminista, pacifista por estar con todas y enseñarnos el camino

Francesca Gargallo/ escritora mexicana feminista en Resistencia contra el golpe de estado en Honduras/

domingo, 4 de octubre de 2009

Canto Versos

Canto Versos
Jorge Fandermole


Si pienso en algo para decir,
si pienso en alguien por quien vivir,
si casi nada se tiene en pie
y este segundo ya se nos fue;
si en la mirada dura un fulgor
atravesando tanto dolor
yo canto versos de mi sentir
y los condeno a sobrevivir.

Donde parece el sol no alumbrar,
donde se muere de soledad,
en lo más hondo de esta quietud,
donde ocultó la sangre la luz;
donde agoniza un ángel guardián
y se nos pudre el agua y el pan
yo canto versos del corazón
y los enciendo en una canción.

Canto, canto;
tan débil soy que cantar es mi mano alzada.
Y fuerte canto, canto;
no sé más qué hacer en esta tierra incendiada
sino cantar.

En lo invisible de la ciudad,
donde se ocultan odio y verdad,
donde las bocas de un niño gris
corren sonámbulas tras de mí;
la infortunada noche que un Dios
arrepentido nos olvidó
yo canto versos de furia y fe
pa' que me ayuden a estar de pie.

Canto, canto;
tan débil soy que cantar es mi mano alzada.
Y fuerte canto, canto;
no sé más qué hacer en esta tierra incendiada
sino cantar.

Canto, canto;
tan débil soy que cantar es mi mano alzada.
Y fuerte canto, canto;
qué más hacer con palabras deshabitadas
sino cantar

miércoles, 30 de septiembre de 2009

A LA COMUNIDAD MUNDIAL

EL DIALOGO MAS VIOLENTO DEL MUNDO

Hacemos del conocimiento de la Comunidad Internacional que en Honduras la propuesta esencial de Las fuerzas que apoyan al gobierno de facto está basada en elecciones presidenciales y diálogo. Sin embargo, la comunidad internacional debe preguntarse: ¿Es posible tener elecciones después de un golpe militar y se mantiene la persecución, presos políticos, desalojos violentos, asesinatos, la tortura a Agustina Flores López, quien fue brutalmente golpeada por la policía y por orden del Juez se le envía a la cárcel cuando debía estar en un hospital? ¿Es posible el diálogo con la Embajada de Brasil y el Presidente Zelaya, su familia y ocupantes que han sido objeto de tortura con gases tóxicos y asediados por las fuerzas militares y policiales mediante tortura psicológica? ¿Es posible un diálogo con la muerte o con el asesinato de dirigentes magisteriales, apuñalamiento de jóvenes de la resistencia, el desalojo de campesinos sindicalistas del instituto Nacional Agrario? ¿Es posible el diálogo con el agravamiento de la crisis social y de pobreza por un golpe que cuesta millones de dólares, en donde se pone en peligro la paz en América Latina?
La conclusión de todo eso es que no es posible ni elecciones ni con el diálogo más violento del mundo.

Exigimos la libertad de los presos políticos y de Agustina Flores, el cese de la tortura y la paz y justicia para el pueblo de Honduras y los pueblos de América Latina.